5 consejos para manejar el estrés mientras trabajas y estudias idiomas

Profile PictureFlag
Sebastian Spanish
October 27, 2017
559
2 minutes
Cover Photo

Manejar un trabajo de tiempo completo y estudiar un idioma al mismo tiempo requiere un buen nivel de planificación y priorización. Estudiar mientras trabajas te da la confianza que necesitas ya que tienes control financiero como estudiante. Al mismo tiempo, las certificaciones de otro idioma que puedes adquirir a lo largo del tiempo te darán una buena ventaja en el desarrollo de tu carrera. Todo lo anterior representa una gran ventaja pero mantener el ritmo de trabajo y estudio puede generar altos niveles de estrés, por lo cual a continuación te presentamos cinco consejos para manejar el estrés mientras trabajas y estudias idiomas:

1. Establecer prioridades

Organizar tu tiempo y tu trabajo, este es el secreto para estudiar sin estrés. Para organizarte, comienza por elegir tus prioridades: primero están los elementos esenciales en tu vida, el tiempo de sueño suficiente, las comidas, tus actividades principales como cursos, el trabajo y el estudio de un idioma, luego puede ser el deporte, etc. Estas prioridades son lo que debe colocarse primero en tu planificación. Para asegurarte de que atenderás lo de vital importancia, planifica el uso del tiempo para toda la semana, de lunes a domingo, desde el momento en que despiertas hasta la hora de dormir.

Utiliza la herramienta que más te convenga: una cartulina grande que coloques en la pared frente al escritorio, un diario de papel clásico o un software de calendario gratuito para descargar en Internet que puedas imprimir o sincronizar con tu teléfono inteligente. De esta manera tendrás un constante recordatorio de aquello que no puedes dejar para luego.

2. Haz un horario, ¿cuál es el punto?

El horario te permite ordenar tu vida y libera tu cabeza. Actuar sobre la desorganización es una fuente de culpa y estrés. Saber que todo se puede hacer en su propio tiempo es tranquilizador. Y esto te permite enfocarte en el presente.

Así que haz un horario comenzando con las prioridades. El horario permite dar un lugar justo a cada actividad: si tu agenda es bastante detallada (media hora por media hora), puedes colocar grandes compromisos y pequeñas actividades que lo equilibren. Si estudias y trabajas al mismo tiempo, puede parecer que no tienes tiempo libre. Sin embargo, es importante que uses el tiempo libre que tiene de forma constructiva. Por ejemplo, puedes leer un libro en el camino al trabajo si eres un viajero. Además, usa algunos minutos de tu almuerzo o tiempo de descanso para estudiar.

3. Considera tus ritmos biológicos, especialmente el sueño

La buena organización es aquella que toma en cuenta tus estudios, pero también tus ritmos personales. La falta de sueño es una fuente de estrés para el ¡20% de los estudiantes! Debes saber también que la falta de sueño no se recupera de un día para otro y que causa dificultades de concentración y, por lo tanto, de memorización. Así que no comiences a dormir por periodos de tiempo mayores a lo necesario: ¿cuántas horas de sueño necesitas cada día para ponerte en forma? El promedio es de 7 a 9 horas. Recuerda que las horas de sueño antes de la medianoche son las más recuperativas. Evita el trabajo frente a la pantalla antes de acostarte porque puede interferir con quedarte dormido.

4. Mente sana en cuerpo sano

Tener un horario de trabajo pesado y estudiar inevitablemente hará que te estreses de vez en cuando. Por lo tanto, debes ser capaz de manejar el estrés de una manera positiva. Haz ejercicio en el gimnasio o sal a caminar un par de veces a la semana, porque el ejercicio físico es un eficaz alivio del estrés. La alimentación también influye mucho en la regulación del estrés, una persona bien nutrida tendrá la energía necesaria para realizar sus actividades sin problemas mientras que alguien con malos hábitos alimenticios difícilmente llegará a la mitad de la jornada sin sentirse exhausto.

5. La vida sin música sería un error

Puedes escuchar música para relajarte, específicamente música en el idioma que estudias, aprovecha la tecnología y busca artistas de tu estilo musical favorito, así te será más fácil incrementar tu vocabulario, estructurar oraciones y estudiar inglés. Pero no te limites a esto, puedes ver series en tus ratos de esparcimiento, escribir en un diario, recibir un masaje, visitar el salón, etc. Trata de dedicar al menos 30 minutos de tu día a hacer algo que disfrutes como forma de reducir el estrés.

¿Y tú, cómo manejas el estrés en tu vida diaria? Cuéntanos en los comentarios.

Articles You May Like

IELTS Study
Profile Picture
Martyn Fairlamb
April 12, 2018