7 excelentes conceptos que debes saber para controlar el lenguaje corporal en tu próxima presentación de negocios

Flag
Sebastian Spanish
November 4, 2017
486
4 minutes
Las presentaciones en público pueden ocasionar angustia y miedo, especialmente si la presentación debe ser en inglés o en otro idioma. Debes de tener en cuenta que la comunicación se divide en un 55% lenguaje corporal, un 38% el tono de voz y únicamente el 7% las palabras que se dicen. Es por eso, que manejar bien el lenguaje corporal resulta algo tan importante a la hora de hacer una presentación de negocios.

1. Preparación

La preparación es el primer paso para que tu presentación sea todo un éxito. Estar preparado ante cualquier adversidad es sumamente importante. Por eso, te recomendamos empezar por hacer una lista de las cosas que no debes olvidar para ese gran día. En esta lista debes incluir las fichas informativas o “flashcards” con la información más importante de la presentación, el USB con el archivo digital, una laptop, un adaptador en caso de usar Mac, apuntador, un cable HDMI, tarjetas de presentación, lápiz o pluma, u otra documentación necesaria. Con este inventario no olvidarás lo que necesitarás llevar.

También, deberás prepararte mental y físicamente; te recomendamos hacer una pequeña meditación o respiración profunda antes de entrar a presentar; cierra los ojos por un momento y repite la frase : “todo estará bien, todo estará bien”. Dormir bien y tomar un vaso de agua antes de presentar también son técnicas de preparación que nunca fallan. No te desveles estudiando, tu mente estará mucho más fresca en la mañana para dar un último repaso.

Si tu presentación es en otro idioma, te recomendamos tomar un breve curso de idioma con un profesor nativo especializado en negocios. Esto te dará las bases necesarias para contar con el vocabulario técnico adecuado dependiendo del tema de negocio que vas a hablar.


2. Actitud

Una vez que estés presentando, la actitud es vital. Esta se contagia, y si entras al salón con una sonrisa y sintiéndote bien, los demás lo sentirán también. La actitud está directamente relacionada con la percepción y juicio, ya que cuando conoces a una persona el primer estímulo es de juicio y esto depende de lo que la otra persona te transmitió en esos segundos de haberla visto. La actitud debe ser 100% positiva y de buena vibra.

Los oyentes deben saber que te gusta el tema de lo que platicas, y sobre todo que eres un experto en el tema. La seguridad debe ser transmitida. Si tú no estás motivado y entusiasmado con lo que estás contando, ¿piensas realmente que los demás lo van a estar?

Otro aspecto que funciona muy bien a la hora de conectar con el público es el humor (inteligente). Tener sentido del humor simpatiza mucho con la gente, lo importante es hacerlo de manera natural y no forzado.

3. Contacto visual

La mirada es una herramienta de comunicación muy expresiva que puede conectarte con los demás, debes tener cuidado y usarla de manera positiva.

Intenta mirar a los ojos de las personas al menos un par de veces durante la presentación; así sentirán que les estás hablando de manera personalizada y no general. El nivel de atención aumentará considerablemente si lo aplicas. Interactuar con la audiencia es otro método que podrás realizar por medio del contacto visual, cuando realizas esto de manera continua con los demás, se te hará más fácil hacer preguntas, o simplemente afirmar que te están entendiendo. Si de repente te sientes perdido entre las miradas, una buena opción es encontrar a alguna persona amigable con la que estés cómodo mirar; cuando te sientas perdido regresa a tu persona amigable para recuperar la línea de lo que estabas hablando.


4. Imagen personal

La imagen constituye una parte muy importante de la comunicación no verbal ya que lo que dices debe estar relacionado a cómo te ves y cómo te presentas. Esto determinará lo que piensen de tí en primera instancia. Debes de verte limpio, profesional y seguro de lo que traes puesto. Los colores que mejor van con las presentaciones de negocios son el azul, el gris o el negro. Tampoco se trata de verte súmamente elegante, elige algo con lo que te sientas cómodo. Recuerda que no necesitas usar ropa muy cara para expresar formalidad y seriedad.


5. Voz y tono

La voz representa el estado anímico y físico. Los elementos que la componen son la entonación, el volumen, los silencios, el acento, el timbre y el tono. Te recomendamos utilizar varias tonalidades a lo largo de la presentación. Cuando se mantiene una misma voz y tono corres el riesgo de aburrir a la audiencia o que te dejen de prestar atención. Si subes y bajas el volumen de vez en cuando, enfatizando puntos importantes de lo que quieres que entiendan más, la atención no se perderá. Debes de aprovechar los silencios de manera positiva. Las personas tienden a odiar los silencios ya que pueden parecer incómodos, debes aprovecharlos haciendo pausas entre temas con la finalidad de acentuar lo dicho anteriormente o lo que se va a decir; también te pueden ayudar a aprovechar el momento y pensar en lo que dirás a continuación.

6. Gestos y Postura

La naturalidad es la clave de tus movimientos. A veces cuando existe nerviosismo tendemos a movernos de manera incorrecta o hacer cosas que normalmente no haríamos. La clave es reconocer y estar conscientes de los movimientos de nuestro cuerpo; es muy fácil corregir las malas posturas de manera rápida, si nos damos cuenta a tiempo. La postura correcta durante una presentación oral incluye pararse erguido y alto. No se recomienda cruzar los brazos en ningún momento ya que inmediatamente transmite una sensación de negación. Los pies deben de estar separados y los hombros alzados. Una postura relajada y recta transmitirá confianza y autoridad a tu audiencia.

La gesticulación y ademanes juegan un papel muy importante, no debes abusar de ellos pero tampoco dejar de usarlos, las personas deben de ver claramente la pronunciación y movimiento bucal al hablar; hay personas que hablan con la boca muy cerrada y esto dificulta el entendimiento de lo que se pretende decir. Los movimientos con las manos ayudan a expresarnos mejor y hacen que nos sintamos más cómodos en público.

7. Movimientos

La cercanía física crea una conexión con la audiencia; no tiene nada de malo caminar entre el público, acercarse y abarcar todo el espacio que se te ha dado para hablar. Debes de tener cuidado con dar la espalda al público. El movimiento agrega energía y variedad a tu presentación, te hace parecer más confiado, las personas que están nerviosas generalmente se congelan en un sólo lugar.

Como consecuencia, si te mueves, podrás comenzar a sentirte mucho más confiado. Eso es en parte, porque el movimiento ayudará a disipar la adrenalina adicional en tu sistema. Te recomendamos que practiques estos movimiento enfrente de un espejo y te hagas consciente de ellos. Entre más te conozcas a tí mismo, mayor seguridad y confianza tendrás para transmitir a todos los demás.

Articles You May Like

¿Cómo aprendemos?
Carmen Romero Padilla
October 18, 2018
Phrasal verbs.
Elizabeth Bufton
October 18, 2018