Estados Unidos, hogar del Museo de Arte Malo y más exposiciones absurdas

Profile PictureFlag
Sebastian Spanish
December 15, 2017
389
3 minutes
Viajar resulta muy enriquecedor ya que sales de la rutina, te expones a culturas diferentes, pones en práctica tradiciones que no conocías y aprecias diversas costumbres desde otra perspectiva. Estados Unidos es un destino muy concurrido, no sólo por la cercanía a los países latinos, sino por la infinidad de museos, parques, edificios y hasta simples calles que albergan historias tan interesantes que incentivan visitar esta nación.

Pero lo más seductivo del vecino Norteamericano es que son aficionados a extrapolar las trivialidades de la vida cotidiana, es por esto que se han convertido en el hogar de una gran variedad de museos con exposiciones de artículos común y corrientes como la mostaza, saleros y pimenteros, hasta presentaciones de cráneos.

A continuación te presentamos los museos con las exhibiciones más absurdas que podrás recorrer en Estados Unidos:

MOBA, Museo del Arte Malo en Massachusetts


Con dos sucursales en el mismo estado (Somerville y Brookline), este museo tiene el objetivo de celebrar la labor de los artistas cuyo trabajo sería mostrado y apreciado en ningún foro más que éste. MOBA cuenta con más de 600 obras que van desde horrorosas representaciones del cuerpo humano hasta paisajes descabellados y experimentos desafortunados en el retrato de mascotas.

Pero si creías que este museo exhibe las creaciones de cualquiera, estás en lo erróneo; el Museo del Arte Malo tiene estándares y normas rigurosas a seguir cada que se desee adquirir una pieza nueva, estas deben tener esa calidad especial que de algún modo la diferencia de otras que son simplemente incompetentes, esto con la finalidad de exponer arte demasiado malo como para ser ignorado.

El Museo Nacional de la Mostaza en Wisconsin


Creado por un peculiar personaje, Barry Levenson. Él comenzó a coleccionar jarras de mostazas desde 1986 y ahora cuenta con más de 5,600 tipos de mostazas diferentes y gran número de souvenirs relacionados a ellos, con la finalidad de homenajear a este condimento mundialmente reconocido en el ámbito gastronómico.

El museo exhibe mostazas de todos los tamaños y sabores de más de 50 estados del país Norteamericano y más de 70 países alrededor del mundo, pero no sólo eso, también podrás ver la película “Mostaza: El Condimento de las Naciones” en el teatro del mismo lugar.

El Museo del Salero y Pimentero en Tennesse


Con una exhibición de más de 20,000 parejas de saleros y pimenteros que datan desde el año 1500 hasta la actualidad, este museo es más que algo que ver en un viaje por la carretera. Andrea y Rolf, fundadores de este tan extraño museo, han coleccionado y curado saleros y pimenteros por más de 25 años y están orgullosos de poder mostrarle al mundo su conocimiento de estos artículos tan cotidianos.

Esta pareja inicio su colección cuando Andrea necesitaba comprar un pimentero, el cual empezó a buscar en ventas de cochera. Pero al comprar el primero, resultó más atractivo tenerlo en su ventana como decoración, así siguió comprando más y colocándolos junto a los otros, hasta el día que decidieron abrir el museo, en donde podrás ver saleros y pimenteros de todas formas y figuras, como castillos, carros y hasta alienígenas.

El Museo Mütter en Filadelfia


Sin duda un museo que no es apto para cualquiera, mucho menos para los débiles del estómago. El Museo Mütter desde 1858 exhibe las colecciones más extrañas relacionadas con la medicina y la anatomía, que podría parecer desagradable, pero hasta cierto punto es interesante. Es muy probable que leas términos en inglés y otros idiomas que no conozcas, este vocabulario médico en inglés te servirá mucho para recorrer el museo.

Encontrarás artefactos médicos utilizados hace siglos, lo que te pondrá los pelos de punta al darte cuenta cómo eran los procedimientos médicos antes de la modernidad. La colección de cráneos no sólo es una exhibición permanente del museo, sino que también es una de las más digeribles. Podrás ver un frasco lleno de piel humana, parte del cerebro del magnífico Albert Einstein y hasta la vejiga del esposo de la curadora del museo.

El Museo de Comida Quemada en Massachussets


Sólo lo podrás visitar bajo reservación, pues tal vez creías que este museo pertenecía a un “Juan Pérez” cualquiera, pero no. Un día común y corriente, la reconocida artista Deborah Henson-Conant quemó su comida y a raíz de esto decidió exhibir de manera exclusiva una colección de alimentos quemados que van desde pasteles, limones, salchichas y hasta utensilios de cocina achicharrados por el fuego de la estufa.

Lo interesante de este museo es cómo logra conectarse con sus espectadores, pues a todos les ha pasado que queman ¡hasta el agua! El espacio es acogedor ya que tiene cierta remembranza con situaciones que pasan en la cocina del hogar, lo que lo ha convertido en un museo que debes visitar si te encuentras en el estado de Massachussets.

La próxima vez que visites Estados Unidos, asegúrate de que tu destino sea a alguno de estos estados que le darán un nuevo sentido a tus viajes a este país, que no sólo te ayudarán a aprender inglés o a practicar el idioma, sino que también a apreciar el arte de otra manera.